El analista político Carlos Díaz Olivo afirmó que el país está “embriagado” con las festividades de recibimiento a la delegación olímpica, y cuestionó si valía la pena tanta celebración por obtener unas “chapitas”.

En su alocución en el programa “WKAQ Analiza”, Díaz Olivo indicó que el país vive enagenado de la realidad de que próximamente una Junta de Control Fiscal asumirá las riendas del país, más sin embargo, decidimos hacernos de la de la vista larga, y concentrarnos el olimpismo.