Hoy se cumplen tres días del retiro de Marco Rubio de la primaria del Partido Republicano por la presidencia de Estados Unidos, y Jenniffer González, quien preside el capítulo local de esa colectividad, no ha expresado si apoyará o no a Donald Trump.

Su rival primarista, Carlos Pesquera, la emplazó a inicios de esta semana a decir públicamente si apoya al controvertible candidato presidencial. Sin embargo, González se ha limitado a contestar por medio de declaraciones escritas que “hay que estar pendiente a todos los desarrollos de la contienda primarista”.

No ha sido una buena semana para la precandidata a Comisionada Residente, quien se encuentra recuperándose de una intervención médica. En los pasados días, además de ponerse en duda su dominio del inglés, se discutió públicamente el contenido un libro de su mentora, Zaida “Cucusa” Hernández, donde la describe como vaga, impuntual y borracha de poder.

Lea algunos segmentos del escrito: