Se espera que en los próximos días se lleve a cabo un intenso debate luego que recientemente se informara que la Federación de Baloncesto de Puerto Rico tiene intenciones de traer de vuelta a la selección nacional a los canasteros Carlos Arroyo, Peter John Ramos y Ricky Sánchez.

El tema levanta pasiones ya que ninguno de ellos estuvo presente en el preolímpico en México. En el caso de Sánchez y Peter John, no quisieron jugar por malestares con los directivos de la Federación. Mientras que en el caso de Arroyo, nunca se supo con exactitud cuáles fueron las razones por las cuales Rick Pitino no lo incluyó en la selección. Dicen las malas lenguas, que Pitino no quería perder tiempo con las exigencias de Arroyo, ya que en los últimos torneos internacionales se había convertido en un dolor de cabeza saber si se podía contar con él o no para la selección.

Las interrogantes que serán tema de discusión por las próximas semanas son: ¿Podrán pasar la página y limar asperezas? ¿Será la mejor decisión traerlos de vuelta? ¿Cómo la decisión afectaría el desarrollo de los nuevos canasteros? El tiempo dirá.