Un grupo de ex empleados municipales de Canóvanas denunció que la alcaldesa, Lorna Soto, no les paga su liquidación de vacaciones y enfermedad que les corresponde por ley, más sin embargo, mantiene contratos innecesarios, como el de el ex alcalde de San Juan, Jorge Santini.

Según la fuente, además de Santini, cuyo contrato es de 2,500.00 mensuales, otras figuras relacionadas al ámbito político que mantienen contrato con el ayuntamiento, a pesar de una supuesta crisis fiscal son: la ex directora de Recreación y Deporte del Municipio de San Juan, Marie Batista con 1,950.00 mensuales, y el candidato a representante por acumulación Rubén Martorell, por la cantidad de 4,584.00 mensuales.

IMG_5465

Del mismo modo, la fuente añadió que el hijo del alcalde de Fajardo, Anibal Meléndez, también tiene un contrato de 3,000.00 mensuales, al igual que la ex esposa del ex convicto senador, Héctor Martínez, a quien supuestamente se le paga 4,950.00 mensuales para coordinar actividades.

La fuente señaló que la Ley de Municipios establece que lo ex empleados municipales deben recibir monetariamente los días acumulados de vacaciones, tiempo compensatorio, y enfermedad en un término no mayor de 30 días, una vez entregados todos los documentos requeridos por la Oficina de Recursos Humanos. “El peor gesto de mala fe de esta alcaldesa con nosotros; que nos matamos por muchos años en la calle para que su papá fuera Alcalde, es que nos sacó para ella poder aumentarse el sueldo, y mantener en nómina a estos amigos fantasmas que nunca están en la Alcaldía”, sentenció la fuente.