La guerra entre seguidores de Ricardo Rosselló y Pedro Pierluisi parece que no concluyó en la pasada contienda primarista, y se trasladó a la celebración de la Asamblea de delegados del Partido Demócrata en la isla.

La división en el PNP quedó reflejada luego que la asamblea tuviera que ser detenida por un conato de motín en el cual hubo hasta agresiones. Según los presentes, todo comenzó cuando una docena de guaguas de campaña del aspirante a la Gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló, llegaron atestadas de seguidores intentando copar el espacio y dominar la actividad.

En medio del salpafuera, un delegado simpatizante de Rosselló tapó con su mano de forma agresiva una cámara que grababa lo que acontecía. Accese vídeo de Metro aquí: http://goo.gl/I495fF

Por su parte el candidato a Comisionado Residente por el Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, responsabilizó a Ricky Rosselló por lo acontecido indicando que se trató de “una rabieta de un niño al que se le ha dado todo, y quiere hacer lo que le de la gana”. Accese reportaje de Telemundo aquí: http://goo.gl/ZuhiIQ