A pesar de haber sido el más fiel aliado de Ricardo Rosselló durante los pasados años, el representante José “Quiquito” Meléndez se quedó con las ganas de ser el presidente de la Cámara de Representantes.

Se supo que Rosselló impulsó por lo bajo la presidencia de Meléndez, sin embargo, sus esfuerzos fueron infructuosos. Para algunos analistas, la presidencia de Carlos “Johnny” Méndez representa la primera derrota de Ricardo Rosselló como gobernador electo, sin tan siquiera haber juramentado.

Durante el periodo primarista, “Quiquito” también tuvo intenciones de aspirar a Comisionado Residente pero desistió de la idea por la falta de respaldo.