Durante los pasados días fue tema de discusión pública una controvertible propuesta del aspirante a representante del Precinto 1 de San Juan, Ricardo Luis Ramos dirigida a regular la venta del cannabis.

Bajo la premisa de que existe un mejor camino para combatir el crimen, Ramos propuso eliminar una fuente de ingreso a los carteles de la droga y acabar con el enfoque punitivo contra el consumo de narcóticos. Del mismo modo, aseguró que la propuesta generaría $140 millones en nuevos ingresos al estado, creando un mercado de cannabis regulado desde la semilla hasta la caja registradora. Así mismo, subrayó que se generarían $260 millones en ahorros al gobierno, mayormente en el sistema penal, policía y  justicia.